El ashwagandha de alta concentración mejora de manera general la salud en adultos mayores. Esto resulta un dato muy interesante, especialmente en las condiciones actuales, donde la mayoría de la población mayor a nivel mundial se ha visto (y en muchos sitios aún continúa) confinada en los hogares como medida preventiva ante la pandemia originada por el COVID-19.

El aislamiento social de manera prolongada, así como la disminución de la actividad física son dos factores que pueden repercutir de manera muy negativa en la población. Por un lado, están las consecuencias del sedentarismo, y por el otro, afecciones de carácter psicológico, como el estrés, la ansiedad e incluso enfermedades como la depresión.

Sin embargo, la ashwagandha es una hierba medicinal milenaria, caracterizada por su efecto terapéutico a nivel cognitivo y físico. Conocida como un Adaptógeno natural, esta planta ha sido empleada tradicionalmente como un tónico neural con propiedades energizantes en países como la India. Asimismo, se le atribuye un aumento de la longevidad, disminución del deterioro cognitivo y mejora de la capacidad y el desempeño físico.

Además, existe una amplia evidencia científica que respalda los beneficios de esta planta. Específicamente, un estudio realizado con una muestra poblacional de adultos mayores demostró que la ashwagandha mejora significativamente el funcionamiento cognitivo, la calidad del sueño, la aptitud física y el bienestar psicosocial.

ASHWAGOLD® es un complemento alimenticio concentrado de raíz de ashwagandha. Tras varios años de investigación y desarrollo, somos capaces de garantizar la calidad y estandarización de ASHWAGOLD® como un complemento único en el mercado ya que cuenta con el porcentaje más alto de withanolides (> 5% por HPLC) de todos los principales extractos de raíz disponibles en el mercado hoy en día. Descubre más sobre ASHWAGOLD® visitando nuestra página:

https://serpenslabs.com/ayurveda/