Dosis de Ashwagandha

La ashwagandha es un adaptógeno que se ha empleado ampliamente en occidente, muy popularizado debido a sus propiedades afrodisíacas, pero también con otros muchos efectos como la disminución del estrés (tanto mental como físico). Pero ¿Realmente conocemos las dosis de ashwagandha necesarias?

Este adaptógeno tiene una acción sobre el sistema nervioso que actúa de forma progresiva, por lo que al pasar los días se empezarán a notar sus beneficios; ya que esta planta tiene un poder semejante al mediador nervioso llamado “GABA”. Por ello, patologías como la depresión o la ansiedad pueden mejorar gracias a los efectos positivos de adecuadas dosis de ashwagandha. De hecho, incluso las personas con insomnio han visto mejorada la calidad de su sueño.

¿Cómo realizar ese consumo de óptimas dosis de ashwagandha?

Aunque recomendamos que sea en forma de cápsulas, existen otras maneras de tomarla (en polvo, en infusiones a partir de su raíz seca, etc). Por este motivo, os traemos una serie de recomendaciones de las dosis de ashwagandha que son recomendables para que se absorban al 100% sus principios activos.

Existe el mito de pensar que lo mejor es realizar infusiones de la raíz de esta planta para unas dosis de ashwagandha correctas, pero realmente esto no es así. Cuando tomamos los principios activos a través de una infusión sólo estamos consumiendo un 40% del potencial posible, por lo que harían falta muchas dosis de ashwagandha durante bastante tiempo para empezar a sentir el efecto deseado. Es por esto por lo que si realmente decides que la infusión es lo que quieres seguir consumiendo, debes saber que la dosis de ashwagandha entonces sería de unos 2-3g de raíz (siendo lo más aconsejable dejar hervir a fuego lento durante 30 minutos y luego reposar aproximadamente unos 15 minutos) que equivaldrán a unos 50 centilitros o un máximo de 2 tazas diarias. ¡Maximiza el potencial de tu fitoterapia con estos sencillos tips!

Sin duda alguna, consumir la ashwagandha para dormir ha cambiado la vida de muchas personas que con anterioridad se enfrentaban al día a día en unas muy malas condiciones; ya que el sufrimiento que se llega a sentir con el insomnio crónico es único y sólo las personas que lo padecen saben lo que supone volver a recuperar las riendas de su vida.

¿Aún no has probado la ashwagandha para dormir?