Ashwagandha, la hierba milenaria que rejuvenece tu cuerpo y mente

 

La Ashwagandha (Withania somnífera) es una planta medicinal multiusos, ya que sirve de remedio natural para diversas enfermedades. Además, es una hierba adaptógena capaz de restaurar el equilibrio en la mente y el cuerpo.

De igual forma, es considerada como una planta con propiedades anticancerígenas, rejuvenecedoras y capaz de aumentar la longevidad. Por estos y otros motivos, la Ashwagandha es ampliamente usada en la medicina tradicional de la India desde tiempos antiguos.

Longevidad, rejuvenecimiento y propiedades cancerígenas.

Gracias a diversos ensayos clínicos, se ha demostrado que el Ginseng Indio o Cereza de Invierno (como también se le conoce a la Ashwagandha), incrementa la esperanza de vida en ratones y reduce el crecimiento celular de ciertos tipos de cáncer en humanos.

Además de su acción antitumoral, la Ashwagandha podría mitigar muchos de los efectos negativos de la quimioterapia, ya que también estimula el sistema inmunológico. Esta poderosa hierba medicinal es capaz de aumentar la activación y la producción de glóbulos blancos, la principal defensa de nuestro organismo. Por si fuera poco, la Ashwagandha también eleva los niveles de superóxido dismutasa y glutatión peroxidasa, dos de las grandes enzimas antioxidantes de nuestro cuerpo. Por consiguiente, tiene un efecto positivo sobre la longevidad.

Mente, cuerpo y espíritu en armonía

La Ashwagandha mejora el estado de ánimo y reduce el estrés. Con un efecto ansiolítico tan potente como el Lorazepam, esta hierba milenaria logra reducir los niveles de estrés y mitigar sus efectos nocivos sobre nuestra salud. Por ello, resulta útil combatir el burnout y los ambientes altamente demandantes.

Asimismo, la Ashwagandha tiene un efecto antidepresivo similar al de la Imipramina, pero sin los efectos negativos de este fármaco. De igual forma, esta planta medicinal reduce en un promedio de 26% los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

Regeneración del Sistema Nervioso

Aún quedan muchos puntos a favor de esta planta multiusos. La Ashwagandha contribuye en la regeneración de las células nerviosas y el crecimiento de dendritas en el cerebro y el resto del cuerpo. Por ello, podría ser de utilidad en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Además, la Ashwagandha mejora la comunicación entre las células de nuestro sistema nervioso y estimula su curación. Por eso, sirve como una sustancio bio-potenciadora y ayuda promover la salud.

Mejora la memoria y el sueño

Tal como su nombre científico lo indica, la Whitania sonmifera posee la habilidad de inducir el sueño profundo y reparador, sin tener los efectos secundarios de los fármacos.

Por ello, es útil en el tratamiento del insomnio y la falta de sueño.También incrementa los niveles de acetilcolina y GABA, dos neurotransmisores presentes en nuestro sistema nervioso. Su efecto sobre la acetilcolina se relaciona con mejoras en el funcionamiento cerebral, la memoria y la inteligencia.

Sin embargo, gracias a su acción complementaria sobre el GABA (neurotransmisor calmante), la Ashwagandha no genera sobreestimulación como otras sustancias.Por último, gracias a su mejora en la producción del óxido nítrico, incrementa la oxigenación cerebral y del cuerpo en general.

Balance hormonal y vitalidad sexual

Al igual que en el sistema nervioso, la Ashwagandha genera balance y equilibrio en el sistema endocrino.

Esta planta medicinal tiene un marcado impacto en el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y la tiroides. Su empleo es beneficioso en casos de hiper e hipotiroidismo, ya que normaliza los niveles de hormonas tiroideas. Y, gracias a su influencia en las suprarrenales, genera energía y mejora la estamina.

Asimismo, el extracto de Ashwagandha incrementa los niveles de testosterona. Por ende, es capaz de mejorar el desempeño sexual y la fertilidad en los hombres, siendo útil en el tratamiento de la impotencia. Del mismo modo, esta hierba tiene propiedades afrodisíacas en hombres y mujeres, por lo que mejora el deseo sexual.

Muchos beneficios, un inconveniente

En definitiva, la Ashwagandha es capaz de: Incrementar la energía y mejorar el estado de ánimo estimular nuestro sistema nervioso ayudarnos a lidiar con el estrés y la ansiedad promover el buen funcionamiento de la tiroides fortalecer nuestro sistema inmunológico y mucho más sin embargo, esta poderosa planta presenta una debilidad y es su difícil absorción por parte de nuestro organismo.

Por ello, existen extractos cuidadosamente elaborados para mejorar su asimilación e incrementar su disponibilidad, haciendo posible el disfrute de sus beneficios.

 

Fuentes y enlaces:

interéshttps://www.consciouslifestylemag.com/ashwagandha-benefits-withania/

https://blog.essenceroots.com/ashwagandha-the-ancient-indian-superherb-that-rejuvenates-your-body-and-brain-from-the-inside-out/